Ante las violaciones cometidas contra los derechos de propiedad intelectual y explotación indebida de la obra “Voces Vivas”, expuesta en el Museo del Café desde el 2014, en conferencia de prensa, el escultor chiapaneco Robertoni Gómez Morales exigió al gobernador del estado, Manuel Velasco Coello, el pago por el uso y explotación de la obra artística. 

A través de una carta abierta dirigida gobernado del estado, Manuel Velasco Coello, el escultor explicó que mediante el convenio suscrito el 4 de junio de 2014, bajo el formato “Carta Compromiso para la Presentación de Exposiciones” acordó con el Coneculta, Chiapas la exposición temporal del mural “Voces Vivas” para realizarse del 5 de junio al 18 de julio de 2014. Sin embargo, por el éxito obtenido de la obra  en materia de proyección e identidad museográfica, a petición del director general de Coneculta, Juan Carlos Cal y Mayor Franco, acordaron mantener la exposición del mural de manera indefinida, bajo la promesa adquisición y el respectivo pago por la obra intelectual.

De esta maera, con el objetivo de mantener el mural “Voces Vivas” como pieza permanente del Museo del café, el titular de Coneculta Chiapas, Juan Carlos Cal y Mayor Franco, hizo el compromiso de realizar las gestiones ante la Secretaría de Hacienda para la adquisición del mural por un costo de un millón 200 mil pesos.

“Para ‘apoyarme’ mientras me cubrían el importe total del mural, el titular de Coneculta Chiapas me ofreció impartir cuatro Talleres de Cerámica. Los cuales acepté e impartí. Sin embargo, estos cursos forman parte de un presupuesto Federal especial para impulsar el trabajo de creadores de todo el país, donde participaron varios artistas chiapanecos con trayectoria”, recalcó el escultor.

No obstante, declaró Robertoni,  pasó casi año y medio de espera sin ver resultados, por lo que el 17 de noviembre de 2016 entregó un documento para solicitar respuesta por escrito acerca del estado legal del mural, la situación del pago y la búsqueda de soluciones definitivas para la permanencia o retiro de la misma. Tres meses después le fue girado, por el mismo director de Coneculta, el oficio No. UP/012/17, con fecha de 15 de febrero de 2017, en el que la dependencia le “garantizaba” haber solicitado el pago de la obra directamente al secretario de Hacienda, Humberto Pedrero Moreno.

Nueve meses después, sin recibir nueva respuesta de la autoridades invlucradas, Robertoni Gómez decidió denunciar la situación, vía redes sociales; no obstante, en consecuencia recibió una serie de difamaciones y amenazas en su contra mediante la filtración de los contratos de los cursos que me fueron asignados, acusándolo de faltar a la verdad y de querer  chantajear a la institución con los talleres, que como los demás artistas chiapanecos, realizó en tiempo y forma.

“El 21 de noviembre de 2017 recibí amenazas contra mi vida e integridad física por parte de funcionarios cercanos al Director General de Coneculta, Chiapas, quien se encargó de exhibir públicamente los documentos y convenios realizados con la dependencia señalada, difamándome de ratero y de obligar a la dependencia a comprar la obra”, declaró el escultor.

Por lo que amparado ante los  derechos humanos, en materia de propiedad intelectual consagrados en el Artículo 27 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y el Artículo 15, párrafo 1, inciso C, del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; y ante  la Ley Federal del Derecho de Autor, así como en Ley de las Culturas y las Artes del Estado de Chiapas, publicada en el Periódico Oficial del Estado de Chiapas, el martes 2 de mayo de 2006, en su Título I capitulo II, Artículo 15, el escultor Robertoni Gómez, exige hoy la intervención del gobernador del estado para garantizar sus derechos como artista, debido a que el uso, explotación y aprovechamiento del mural “Voces Vivas” de su autoría, bajo promesas incumplidas y engaños alevosos, significa una grave afrenta a sus derechos constitucionales y a las responsabilidades del Estado en materia de convencionalidad.

Ante la amenaza de una posible adjudicación o devolución simple de la obra, sin el pago correspondiente, que significaría una violación flagrante, el artista solicitó al titular del Poder Ejecutivo resarcir y resolver lo más pronto posible.

 

·             El mural “Voces Vivas” fue la portada de la Revista latinoamericana Alas de Gaviota, editada en Buenos Aires Argentina, en una edición especial sobre la obra y su papel como memoria artística sobre la “Matanza en Acteal”.

Volver