Más de 200 manifestantes de Chalchhuitán se quedaron a escasos metros de la caseta de cobro de la autopista Tuxtla- San Cristóbal ante la incapacidad de gobierno de Chiapas para dar solución al problema. Señalan que el boletín del Secretario de gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, sólo fue una cortina de humo ante la llegada del presidente, Enrique Peña Nieto. Dicen que no hay solución y ninguna autoridad estatal ha intervenido para solucionar la problemática de los desplazados. La policía estatal ya no los dejó avanzar para que siguieran la ruta de la manifestación.

(PRONTO MÁS INFORMACIÓN) 

 

Volver