Ante los daños ocasionados por el paro magisterial del año pasado, en el que alcanzaron pérdidas de hasta 10 millones de pesos, los trabajadores del Consejo de Administración de la Empresa Sistemas de Transporte Urbano “Conejobus”,  de la capital chiapaneca, exigen el pago de aguinaldos que le gobernador, Manuel Velasco, prometió pagar, el cual asciende a 520 mil pesos.

El gerente operativo de la empresa, José Rubén Cruz Aguilera, explicó que desde el año pasado, el gobernador, Manuel Velasco Coello, a través de la Secretaria de Hacienda, se comprometió a dar un recurso para pagar el aguinaldo de los 150  trabajadores, debido a que las pérdidas ocasionadas principalmente por los constantes bloqueos de las calles donde circulan las rutas 1 y 2 del “Conejobus”,  tanto de maestros como de otras organizaciones sociales ascendieron a más de 10 millones de pesos, lo que la empresa presentó un déficit en sus finanzas que le es imposible pagar aguinaldos y quincena al mismo tiempo.

El plazo fijado para liberar el recurso, con la Secretaria de Hacienda fue el 20 de diciembre, sin embargo hasta la fecha no ha cumplido y los trabajadores se quedaron sin el recurso que por derecho les pertenece. Por esa razón exigen al gobierno del Estado pague de manera inmediata los 15 días de  aguinaldo a los más de 150 trabajadores entre operadores y administrativos, el cual haciende a 520 mil pesos.

Nosotros nunca habían fallado con el pago de los aguinaldos ni con los sueldos del personal. Quién tiene la culpa, nosotros no, porque las vías principales de las rutas estuvieron ocupadas durante 8 meses y de ahí vinieron los problemas, menos ingresos menos posibilidades de dar mantenimiento y buen servicio, de ahí venimos arrastrando todo”, declaró.

Sin embargo, Cruz Aguilera especificó que las pérdidas son incalculables sobre todo por el mal estado de las calles, el transporte pirata y el desorden en el  que se encuentra la vialidad del sistema de transporte público en la ciudad capital.

“Todo eso se le suma  las paradas ocupadas  por taxistas, que no hay un orden vial. Actualmente existen taxis con placas particulares, colectivos de la MOCRI,  ya es un desorden total el transporte”, finalizó.

 

 IDALIA DÍAZ/ELTIEMPO DE CHIAPAS

Volver