Chiapas es uno de los estados con mayor éxito en la producción de café, según la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).  El café chiapaneco  tiene una taza de excelencia, es un grano de especialidad y tiene la calidad en cata más alta, que llega a 90 o 95 de cien puntos; en la lógica de manejo orgánico y comercio justo es el mejor.

 

Según la dependencia, Chiapas y Oaxaca repuntaron entre los caficultores organizados del país, afiliados al proyecto Sistemas productivos sostenibles y biodiversidad. Con apoyo a la organización, a la producción y a la comercialización, el proyecto ha consolidado la conservación de la biodiversidad y la producción en al menos siete rubros, además del café, en el sureste del país.

Los resultados se dieron después de la creación del  Corredor Biológico Mesoamericano, que se impulsó en el sureste del país –Oaxaca, Chiapas, Quintana Roo, Yucatán, Campeche y Tabasco–, en las zonas de más alta biodiversidad, se promovió el proyecto a fin de generar prácticas amigables con la biodiversidad en cadenas de siete productos o actividades que tenían ese valor: café, cacao, miel, ecoturismo, manejo de vida silvestre con las Unidades de Manejo Ambiental, manejo forestal comunitario y sistemas silvopastoriles (manejo de pastizales, de ganado, combinado con frutales).

Idalia Díaz/El tiempo de Chiapas 

Volver