Cada chiapaneco termina su día con casi un kilo  extra. A nivel estatal cada persona genera 865 gramos de basura diariamente, en zonas urbanas hasta 1.1 kilogramos por habitante, según la Secretaría del Medio Ambiente e Historia Natural (SEMAHN). Únicamente el 10 por ciento se recicla de manera clandestina. La deficiente recolección e infraestructura para su manejo está  generando contaminación del agua, suelo y aire.

 

La SEMAHN informó  que en zonas rurales es menor a 500 gramos, pero en áreas urbanas pueden llegar a alcanzar hasta 1.1 kilogramos por habitante, todo depende de los patrones de consumo. El 75 por ciento son residuos sólidos urbanos; de estos y el 25 por ciento restante lo representan los residuos de manejo especial.

La mayoría de los residuos son recolectados deficientemente debido a que los camiones no son los adecuados y la infraestructura para su apropiado tratamiento es insuficiente, lo que puede generar contaminación en agua, suelo y aire.

De los 124 municipios de Chiapas resaltan los municipios como  Sunuapa, zona rural,  que generan menos de 2 toneladas al día de residuos en comparación con las zonas Tuxtla Gutiérrez que genera más de 600 toneladas al día. Entre los municipios que más basura al día producen está Tapachula, con 322 toneladas, San Cristóbal de Las Casas, 214 toneladas,  Yajalón con 247 y Ocosingo  156 toneladas.

La composición de los residuos sólidos urbanos que se genera en Chiapas, el 51  por ciento son residuos orgánicos representados por grupos alimenticios y de jardinería, el 11 por ciento son Plásticos y PET, el 8 por ciento papel y cartón, el 4 por ciento es vidrio, el 3 por ciento es metal(ferroso y no ferroso) y el restante 23 por ciento lo constituyen otros materiales como son pañales, textil, unicel, fibras, etc.

Segú la SEMAHN está problemática va en aumento porque el número de municipios que realizan separación y reciclado es mínimo, por tanto se recuperan menos del 10 por ciento  de los materiales reciclables, la mayor recuperación se realiza a través de la segregación informal, lo que genera un mayor volumen de residuos sin tratamiento en los sitios de disposición final.

Idalia Díaz/El tiempo Noticias

Volver