En las estadísticas de inseguridad en Chiapas, el secuestro lleva la delantera con 2.36 secuestros por cada 100 mil habitantes. Los índices de inseguridad no sólo han aumentado por el narcotráfico, la extorción, el robo de vehículos y casa habitación, los centros turísticos se han convertido en el blanco de las bandas delictivas que no sólo asaltan y secuestran también asesinan a turistas.

 

El día de ayer, la Policía Federal mantiene vigilancia sobre el tramo carretero San Cristóbal de las Casas – Palenque en Chiapas, zona donde opera una banda delictiva que ha provocado diversos asaltos a turistas, tanto nacionales como extranjeros que viajan en autobuses, tanto de día como de noche. En este sentido, Chiapas es uno los estados con mayor índice de asesinatos a turistas, por ejemplo, en 2013 ocupó el segundo lugar con 35 asesinatos, después de Baja California que registró 36; Tamaulipas, 17; Jalisco, 15, así como el Estado de México, Sonora y Veracruz, con 11 homicidios cada uno.

En 2014, el panorama no cambió mucho, Chiapas nuevamente destacó como el segundo estado con 28 asesinatos, otra vez después de Baja California, con 33; Chihuahua, con 23, Jalisco y el Estado de México, con 14 cada uno.

En 2015, los extranjeros asesinados en Chiapas fueron 32; mientras que Baja California reportó 29; Tamaulipas, 14; Jalisco, 10, y Chihuahua y el Estado de México, registraron nueve casos cada uno. En 2016 Chiapas, 35, Baja California reportó 47 víctimas de asesinato; el Estado de México,19; Jalisco, 16, y Chihuahua, 15.

En 2017, los índices de violencia en México fueron considerados los más altos de su historia reciente. Con más de 26 mil asesinatos, ante la mirada internacional se ha colocado como uno de los países más peligrosos de América Latina. Incluso, de nueva cuenta, dichas cifras provocaron que en enero de este año Estados Unidos (EUA) advirtiera a su población sobre los riesgos de visitar nuestro país y recomendara no viajar a México o hacerlo con precaución.

Y el 2018 no deja de ser la excepción, el caso más lamentable en Chiapas fueron los asesinatos de los dos ciclistas europeos ocurridos en abril de este año, en una de las carreteras más transitadas de Chiapas, la que lleva directamente a las ruinas de Palenque.

Sin embargo en Chiapas, mientras la Policía Federal mantiene vigilancia en las principales carreteras de acceso a los centros turísticos de la Chiapas, el Observatorio Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad, A.C., y Chiapas LigaLab Ideas que Unen AC, también el día de ayer dio a conocer los resultados del Análisis de la Incidencia Delictiva en Chiapas del Segundo Trimestre del 2018, a partir de datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, donde destaca una baja en delitos generales, salvo el delito de secuestro, que presentó un repunte, particularmente en Chilón.

El director del Observatorio Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad, Eduardo Flores Mendoza, señaló que, a pesar de la reducción de la inseguridad lograda en el primer trimestre del 2018 en la entidad, persisten los delitos como robo con violencia a casa habitación y negocio, así como el robo de motocicletas, que están impactando significativamente a diversos municipios de Chiapas.

Los resultados del Observatorio Ciudadano de Chiapas contrastan con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) con cifras de marzo 2018, al señalar que la percepción social sobre inseguridad pública en la entidad, principalmente en la capital chiapaneca aumentó de 77.4% (diciembre 2017) a 83.8% (marzo 2018) y en Tapachula de 89.1% a 91.0%, respectivamente.

Y también con las cifras que ha publicado este lunes el Instituto Nacional de Estadística a nivel nacional donde destaca que en México más de 85 personas mueren asesinadas cada día. Estas cifras sacuden a un país que durante 2017 sufrió la época más sangrienta de su historia, donde Chiapas no ha sido la excepción a pesar de los supuestos resultados de varios organismos.

La ola de asesinatos y feminicidios vividos en lo que va del 2018 es otra de las pruebas que en Chiapas no se puede hablar de baja en la inseguridad, desde el inicio de este año el asesinato del biólogo Adán Enrique Gómez González y el de Gloria Catellanos, la joven asesinada de 24 años murió por solo un iPhone, entre otros, sacudió a la población de forma alarmante y la ola de inseguridad va en picada en el trascurso de los meses.

 

El Tiempo de Chiapas/Idalia Díaz

Volver