La supuesta y autodenominada Asociación Civil “Unión de Colonias Populares de San Marcos” se ha dedicado a invadir predios en el municipio de Berriozábal. Con engaños y de manera fraudulenta ha venedido terrenos a gente inocente, asegurándoles que no hay dueños cuando en realidad sí los hay, denunciaron víctimas de negocio fraudulento.

Según testimonios, el líder de dicha organización, de nombre Marco Antonio Solís Ramírez, alias “El Buki”, garantiza a las personas (a las que les vende uno o más terrenos de 10x20 metros) que la dueña ha fallecido y el predio se encontraba intestado.

Incluso, asegura estar adherido a la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC). Dice contar con documentos legítimos, pero que jamás los enseña. Con ese argumento ha estado estafando a aproximadamente 500 familias, a quienes hoy tiene a sol y sombra, obligándolos a resguardar los dos predios de aproximadamente 20 y 30 hectáreas cada uno.

Lo predios están ubicados en la parte oriente de Berriozábal. Se encuentran registrados bajo los nombres de Fracción de Santa Elena y San Martín, sin embargo los invasores les pusieron los propios: colonia 24 de junio y Colonia 13 de julio, fechas en que tomaron posesión ilegal de las tierras.

Solís Ramírez se ha encargado de manejar con engaños a todas las personas que quieren un lote, diciéndoles que no es invasión, sino toma de posesión. "De entrada les cobra a cada interesado la cantidad de 500 pesos para apartar su terreno, esto supuestamente con la finalidad de contratar maquinaria para aplanar el terreno y hacer el trazado de calles. Además, otros 200 pesos para la instalación de un transformador para hacerse de luz eléctrica", señalan los afectados.

Precisaron que recientemente se realizó una junta en los predios invadidos en el que se le manifestó a las personas defraudadas que a más tardar el 2 de agosto deben cubrir la totalidad de sus pagos, de lo contrario se les quitaría su terreno para dar paso a otras que sí puedan pagar por el lote.

“El Buki aseguró a todos que se llegará hasta las últimas consecuencias para que las colonias 24 de Junio y 13 de Julio se regularicen a la brevedad, al tiempo de expresar que hasta la fecha no se tiene un precio fijo por lote, sin embargo puntualizó que esta porción de tierra está entre los 50 mil y 60 mil pesos, que tendrá que pagar cada uno que “reciba” su lote", comentaron.

Cada familia se ha encargado de talar amplias zonas de árboles maderables, produciendo severo daño a la ecología de la región, y parte de la madera la utilizan como leña para provocar incendios y otra para uso en cada “lote adquirido”.

A la medida de sus posibilidades los invasores han construido pequeñas casas, elaboradas con polines, cartones, láminas y otros materiales, al menos para poder pasar la noche. Supuestamente hay una organización de vigilancia con gente armada para resguardar los terrenos.

Las oficinas de la supuesta Asociación Civil “Unión de Colonias Populares de San Marcos” se encuentran en la 1ª poniente casi esquina con la 2ª sur, en pleno centro de la cabecera municipal de Berriozábal, desde donde aún continúan ofreciendo un terreno a los interesados.

Lo cierto es que estos predios tienen dueño, quien exige justicia y castigo a los responsables de estos actos ilícitos completamente reprobables. Hay documentos verdaderos que demuestran la legítima propiedad del predio, sin embargo las autoridades hasta el momento no han actuado en forma contundente ante las denuncias correspondientes, dejando crecer el problema.

De esta manera, los afectados urgieron al Ayuntamiento de Berriozábal, a la Secretaría General de Gobierno y a la Fiscalía General del Estado que actúen en consecuencia y apliquen el Estado de Derecho.

CORTESÍA / EL TIEMPO DE CHIAPAS

Volver