Ante los hechos ocurridos en la noche del día lunes, en que un guardia del presidente municipal de Pueblo Nuevo Solistahuacán, José Luis Flores Gómez, disparó a Josué Ruiz Pérez, dejándolo gravemente herido, los pobladores solicitan la intervención de las diferentes instancias gubernamentales para frenar la ola de violencia que se está suscitando en el municipio.

Ya, desde el domingo pasado, más de 3 mil habitantes se manifestaron, a través de una marcha pacífica, en la cabecera municipal, haciendo la misma petición, debido a que desde hace 15 años se encuentran amedrentados por grupos armados, dirigidos por gobiernos perredistas y la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC).

 

Pero lo que ocurrió el lunes, aproximadamente a las 8 de la noche, cuando uno de los guardias de Diaz Flores, de nombre Humberto Ruiz Sánchez, le disparó al primo del también expresidente perredista, Enoc Díaz Pérez, indignó a la población porque estos dos ex presidentes traen pleito a muerte y utilizan a la CIOAC para enmascarar la violencia por disputa de poder, con problemas agrarios. La victima hoy se encuentra gravemente herido en un nosocomio de Tuxtla Gutiérrez.

En el mitin de la marcha del día domingo, realizado en el parque central de la cabecera municipal, los manifestantes denunciaron la proliferación de grupos armados que atemorizan, amenazan y asesinan a todas las personas que se revelan en contra de los proyectos del presidente, este fue el caso de Josué Ruiz Pérez, al intentar ser asesinado por el líder de la banda de “Los Rinos” y operador intelectual de los frecuentes asesinatos, secuestros, violaciones y robos en general, que se dan en el municipio.

Los pobladores exhortan a las autoridades que no minimicen la problemática, pues en los últimos 15 años, Pueblo Nuevo se ha convertido en el municipio más inseguro de la zona Norte de Chiapas, cada semana por lo menos hay un asesinato y varios robos, realizados por los grupos delictivos que son los responsables de los innumerables actos de violencia.

“Los presidentes municipales solo se han dedicado a saquear el recurso del pueblo y hacer grupos armados para mantenernos con miedo, han gobernado de manera perversa y abusiva y se han enriquecido ilícitamente, dejando al pueblo sumido en la miseria e inseguridad”, declaró uno de los manifestantes durante el mitin.

Cabe recordar que José Luis Flores Gómez contendió nuevamente por el PRD en las pasadas elecciones, del 1 de julio, para reelegirse como presidente municipal del pueblo. Desde el inicio de su campaña usó la violencia, amenazó a la población de quitarles la vida o los apoyos sociales que reciben del gobierno federal si no votaban por él. El día de las elecciones secuestró a varias comunidades, como Chapayal y Palo Blanco, y bajo amenazas, con armas de fuego de alto calibre, obligó a la población a que emitiera el voto a su favor, hizo relleno de casillas, compró votos y no permitió que ningún representante de partido y autoridades electorales vigilaran las urnas.

Volver