El encuentro con el espíritu humano, que lucha contra el olvido e intensifica la conciencia,  más allá de las palabras y los símbolos es la fórmula del 4º Festival Internacional de Arte y Literatura Balúm Canán, para que el pensamiento de artistas locales, nacionales e internacionales se concentrara en la vieja ciudad de Comitán y trascendiera a sus comunidades  aledañas.

 El Festival Internacional de Arte y Literatura Balúm Canán, celebrado en diversos municipios de Chiapas, Comitán, La  Trinitaria, Las Margaritas, Las Rosas, Amatenango de la Frontera y La Independencia, lleva ya cuatro años, parecen pocos, pero su fulgor que anida en la coincidencia y en la comunión le ha concedido tener vida propia,  instala imágenes y palabras en el espacio, juega con el misterio humano,  provoca caudales de sensaciones y emociones, sobre todo intensifica las miradas hacia lo cotidiano.  

A inicios de cada año, se sitúa en el cerebro de su creador, Arvey Rivera Utrilla, desde ahí comienza a comportarse como un ser vivo, cuya naturaleza no para hasta alcanzar su objetivo.  Este año, durante los días 11, 12 y 13 de abril,  logró juntar a más de 50 artistas de varias disciplinas entre poesía, cuento, teatro, música, danza y artes visuales, para formar un solo pensamiento, hacer de esta vida algo más que maravillosa.

El 4º Festival Internacional de Arte y Literatura Balúm Canán desde su inauguración se convirtió en un romerío de significados,  durante la mañana del 11 de abril, los niños de la escuela primaria “Fray Matías de Córdova”, de Comitán, se maravillaron con el taller Ensalle Teatro (España), la presentación del grupo de danza del Centro Cultural Rosario Castellasnos y la mesa de lecturas de poetas como, Esmeralda Cervantes de Jalisco, Inger-Mari Aiko de Filandia, Clara del Carmen Guillen de Comitan, y del cuenta cuentos Brigui Maribel Pulido de Quintana Roo.

Por la tarde, en el centro cultural Rosario Castellanos, se realizó formalmente la inauguración del festival, en el que fueron homenajeados el escritor y periodista, Oscar Palacios y Sonia Conde Durán,  por integrantes del Puente Cultural del Sur Sureste, en el que resaltó la participación de la directora, Alejandra Constantino. Los homenajeados fueron reconocidos con una obra de arte del escultor chiapaneco, Robertoni Gómez Morales, quien también llenó de magia el corredor del centro cultural con la exposición de sus obras de arte.

Bajo esta dinámica, los centros culturales, escuelas, parques y cualquier espacio  propicio para la comunión,  se convirtieron en escenarios donde las ideas de los artistas se mezclaron para recrear otros mundos.  En esos espacios los poetas danzaron, los danzantes declamaron poesías, los actores cantaron, los músicos actuaron y los asistentes, curiosos por conocer las colecciones de los artistas, acogieron las creaciones de autores jóvenes quienes se acercaron a presentar sus obras y asimismo, aquellos consagrados, que se enorgullecieron de formar parte de este encuentro cultural.

A mí, como un simple espectador, el 4º Festival Internacional de Arte y Literatura Balúm Canán, me inspiró a escribir estas líneas para reconocer el gran trabajo del poeta Arbey Rivera, fundador y director general de festival, y de Alejandra Constantino, directora del Puente Cultural Sur Sureste, porque cada año comprueban que es posible, sin tantos recursos, realizar un evento de esta envergadura.  El trabajo largo y sostenido en el ámbito de la actividad cultural se ha convertido para esta pareja un compromiso social, que propicia la importancia del arte y la literatura para cimentar las raíces culturales locales, volviéndolas una ocasión para establecer enlaces con el resto del mundo y acercar estas expresiones a las comunidades, donde el olvido se apoderado de ellas.

Por: Idalia Díaz Román 

Volver