El batalla de los primos Salazar para apoderarse del control del Instituto de Estudios Superiores de Chiapas (IESCH) sigue dando de que hablar. Y es que el pasado fin de semana mediante las redes sociales surgieron versiones sobre una supuesta nueva orden judicial que requería la aprehensión de Federico Luis Salazar Farías y la entrega de las instalaciones a Emilio Salazar Narváez y su hijo Emilio Salazar Farías, actual diputado local.  

De acuerdo a las versiones que circularon de manera informal, con fotos de las presuntas sentencias judiciales, Federico Luis Salazar Farías contaría con dos supuestas órdenes de aprehensión por haber incurrido en los delitos de simulación, despojo y falsificación de documentos para apoderarse del inmueble que alberga al Instituto de Estudios Superiores de Chiapas en Tuxtla, S.C. Una de las órdenes de aprehensión en contra de Federico Salazar habría sido resuelta en el Juzgado 7º Penal de Delitos No Graves, en la Ciudad de México, desde el 14 de Marzo del 2017.

"Un Juez de la Ciudad de México, autorizó la entrega de las instalaciones del IESCH, misma que fue notificada a todas las autoridades del Estado, para prestar auxilio y abstenerse de utilizar cualquier acto que obstaculizara dicho procedimiento (...) La entrega de las instalaciones del IESCH Tuxtla, a sus legítimos dueños, fue en un ambiente de orden y con estricto apego a derecho", detalla una de las publicaciones viralizadas.

Por su parte Federico Salazar precisó que fue la madrugada del domingo cuando, con el apoyo de un grupo de personas armadas, Emilio Enrique Salazar Narváez irrumpió en las instalaciones del Instituto de Estudios Superiores de Chiapas (IESCH), desalojando al personal de guardia en activo.

“Los únicos y legítimos socios directivos del Instituto, no descansaremos hasta estar seguros de que no se interrumpirán los servicios educativos. Llevaremos a cabo todas las acciones legales necesarias para dar garantías de seguridad a nuestra comunidad estudiantil, docente y administrativa”, señaló mediante un video distribuido en redes sociales.

Sobre la imagen que se difundió a través de diversos medios, de una orden de aprehensión en su contra, emitida por el 7º Penal de Delitos No Graves, en la Ciudad de México, el 14 de Marzo de 2017, Salazar Farías detalló que no es ejecutable, puesto que existe una orden de suspensión expedida por un Juez Federal en Materia de Amparo Penal en la Ciudad de México.

“En todo caso, no tiene relación alguna con la administración y dirección del Instituto, que siguen confiados a mi persona con motivo del procedimiento civil que se resolvió exitosamente en el pasado mes de mayo y que a la fecha no ha sido revocado por la autoridad judicial”, precisó.

Hasta el momento existe bastante hermetismo sobre la verdadera situación legal priva en la institución, sin que Emilio Salazar Narváez o su hijo Emilio Salazar Farías hayan oficializado las versiones sobre su regreso legal a la rectoría. Por su parte se prevé que Federico Salazar ofrezca este mismo lunes una conferencia de prensa para aclarar ante medios de comunicación lo sucedido.

EL TIEMPO DE CHIAPAS / REDACCIÓN 

Volver