Militantes de Morena en Chiapas denunciaron la evidente intervención ilegal de legisladores locales y federales dentro el proceso de elección interna del Partido Movimiento de Regeneración Nacional, que provocó la suspensión de la jornada electoral en cuatro de los 13 distritos en disputa.

De acuerdo a denuncias realizadas por la propia militancia y hechas públicas en diversos medios de comunicación, las principales incidencias se registraron en los municipios de Palenque, Tonalá y Tuxtla Gutiérrez donde se reportó la presencia de operadores políticos ligados a diputados federales y estatales de Morena.

En el Distrito I, con sede en Palenque, la jornada se suspendió debido al desorden provocado por la diputada federal Manuela Obrador Narváez, quien, según testigos, tras conocer que las votaciones no beneficiaban a su candidato, inició una revuelta dentro de las instalaciones del Auditorio de Parque de Feria de los Ganaderos donde se realizaba la elección.

Desde muy temprano la diputada federal fue denunciada por la presunta compra de votos a favor de su candidato a consejero Fermín Cervera. De esta forma y tras constatar que los militantes a favor de otras fórmulas eran más del doble, personajes relacionados con Manuela Obrador decidieron irrumpir y cancelar la asamblea, pese a que el recinto se encontraba prácticamente lleno.

Así mismo, se reportaron otras graves anomalías como la desaparición de nombres dentro del padrón. En la mayoría de los casos se trató de militantes y fundadores del partido en esa localidad, que de manera extraña fueron borrados de la base de datos mediante una maniobra orquestada, según los denunciantes, por la propia diputada federal.

Caso similar sucedió en el municipio de Tonalá donde la falta de capacidad logística y la habilitación de espacios inadecuados para la jornada dieron como resultado la suspensión del proceso. En este caso, las denuncias como responsables de dichas irregularidades apuntaron de manera directa al diputado federal Miguel Prado de los Santos y al senador Eduardo Ramírez Aguilar, conocidos por sus estrechos vínculos con pasado gobierno Verde en Chiapas.

Gran parte de las denuncias en este distrito señalaron la existencia de filtros irregulares en los accesos del Auditorio Municipal “Aremi Fuentes” para negar la entrada a los militantes opositores a las fórmulas apoyadas y patrocinadas por Prado y Ramírez. Se espera que en próximos días se dé a conocer la fecha en que se reanudará la elección, por lo que la militancia exigió a los legisladores “saquen las manos del proceso”.

En el caso del Distrito 9, con sede en Tuxtla Gutiérrez, se reportó la presencia de personal ligado al actual presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Chiapas, Marcelo Toldo, quienes fungieron como integrantes del área de logística sin contar con las acreditaciones necesarias.

Según las denuncias, dicho personal encabezado por Josue Blanco, permitió el ingreso y votación de decenas de personas sin identificación o código (QR) de ingreso bajo la presunta instrucción de votar por Antonio Tapia y Estrella Camacho, como fórmula apoyada por el actual líder de Morena en Chiapas, Ciro Sales Ruiz. Situación similar se registró en el municipio de Comitán donde se presentaron las mismas anomalías.

Cabe destacar que los hechos antes mencionados se llevaron a cabo pese al llamado realizado por el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, a fin de evitar la intervención de legisladores y funcionario federales dentro de la elección interna, y la amenaza sobre el inicio de procedimientos de expulsión o despido en caso de comprobar su injerencia en el proceso.

MESA DE REDACCIÓN / EL TIEMPO DE CHIAPAS 

Volver