Un juez federal inició un proceso penal contra otros cuatro funcionarios por contribuir a que se fugara de prisión el líder del cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, con lo que suman siete servidores públicos ligados al caso.

El Consejo de la Judicatura Federal informó el lunes en un comunicado que, de los nuevos procesados, dos pertenecen a la agencia de inteligencia y los otros dos al Centro de Control de Monitoreo de la prisión de máxima seguridad de la que Guzmán huyó el 11 de julio a través de un túnel construido hasta su celda.

Los cuatro son acusados del delito de “evasión de preso” al no seguir los protocolos para informar sobre el escape y no activar el “código rojo” para reportar la huida, a pesar de que los equipos de monitoreo y radiocomunicación funcionaban adecuadamente.

El juez consideró que los cuatro “favorecieron la fuga”, añadió la Judicatura.

Los cuatro procesados están internados en la misma prisión de la que se fugó el capo en el Estado de México, que bordea la capital. Los otros tres funcionarios que ya están bajo proceso son el responsable del Centro de Control de la prisión y dos guardias de seguridad.

“El Chapo” ya se había fugado en 2001 de otra prisión de máxima seguridad en el estado occidental de Jalisco.

El escape fue un golpe al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que tras la captura del capo en 2014 se comprometió a que no volvería a escaparse.

Las autoridades han dicho que tienen en marcha una operación para recapturar a “El Chapo”.

 

Volver