El Presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer esta mañana que el proyecto del Bosque y el complejo cultural de Chapultepec, en el que se convertirá Los Pinos, contará con la participación del artista plástico, Gabriel Orozco.

“Para convertir Los Pinos y todo el espacio del bosque en un centro para las artes y la cultura, integrar todo ese espacio que ya tiene distintas funciones en lo artístico, en lo cultural, en la recreación desde hace mucho tiempo”, dijo.

Detalló que ahora serán cuatro secciones del Bosque de Chapultepec, a la cual también se agregará el terreno de donde estaba la fábrica de armas de la Sedena y que será un espacio de 800 hectáreas.

Indicó que se cuenta con la participación del artista plástico Gabriel Orozco. “Él va a dirigir todo este proyecto, lo va a hacer sin cobrar nada, es una aportación”, aseveró. También participará Isaac Masri, presidente honorario del Complejo Cultural Los Pinos.

Anunció que el proyecto será coordinado por la Secretaria de Cultura, Alejandra Frausto; y ser realizará en coordinación con el Gobierno de la Ciudad de México, encabezado por Claudia Sheinbaum.

Alejandra Frausto, titular de la Secretaría de Cultura, informó que este proyecto tiene que ver con la transformación del país a través de la cultura, pues indicó que se trata de un derecho humano.

El artista plástico Gabriel Orozco dijo que será un proyecto ecológico fundamental para la capital del país y también un ejemplo de un país en desarrollo.

Señaló que se abrirán nuevas entradas para el bosque; que habrá una nueva distribución de los nodos culturales del parque; dijo que se priorizará un tránsito peatonal que de seguridad; dijo que podría haber un museo de la diversidad; y tal vez el jardín botánico más importante del país.

Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, destacó que ahora la capital del país va a tener la Cuarta Sección del Bosque gracias a la generación de la

“Central Park tiene 54 hectáreas, aquí estamos hablando de 800 hectáreas. No tiene ninguna comparación, es el lugar cultural y ambiental más grande que cualquier ciudad haya soñado en el mundo”, aseguró.

Destacó que se trata de un bosque urbano, por lo que tiene dos partes fundamentales: la ecológica y la cultural, que no sólo será disfrutada por los capitalinos, sino por todos los visitantes de México y el mundo.

Indicó que se busca que el bosque esté interconectado entre las cuatro secciones.

Y también reconoció la participación de Gabriel Orozco, quien, dijo, tiene una consciencia ambiental que lo hace el ideal para este proyecto.