¡Chango viejo no aprende maroma nueva! Reza el viejo dicho de la sabiduría popular y por lo visto, el actual Ayuntamiento capitalino le está quedando muy acorde. Nuevamente, Taro Takeuchi Antonio, sigue “dobleteando” cargos como funcionario público tanto en CONECULTA como en el Ayuntamiento capitalino.

En el directorio del Consejo Estatal para las Culturas y las Artes de Chiapas (CONECULTA), Takeuchi Antonio aparece como jefe de la Unidad de Planeación; y en el Ayuntamiento capitalino está como Coordinador General de la Política Fiscal, adscrita a la Tesorería Municipal.

 

 

¿Cuál será su brillante labor de Takeuchi Antonio?, para que el presidente municipal actual, Carlos Morales Vázquez, que dice encabezar una administración honesta para Tuxtla, siga reproduciendo las viejas “mañas” de las administraciones pasadas.

Desde el 2016 varios trabajadores del Ayuntamiento capitalino denunciaron la doble “chamba” y el doble “salario” de este personaje.  Uno de los diarios estatales publicó que en la administración del ex alcalde municipal, Fernando Castellanos, Takeuchi Antonio percibía un salario de 25 mil 947.20 pesos mensuales, como Secretario Técnico adscrito en la Tesorería municipal, mientras que cientos de trabajadores fueron despedidos con el pretexto de la famosa “austeridad”.

Actualmente este funcionario sigue ejerciendo en las mismas dependencias con doble “chamba” y salario; y como se ve que no está acostumbrado a ganar el salario mínimo, posiblemente, Morales Vázquez le está conservando su mismo salario. Es evidente la incapacidad de la actual administración de “barrer la corrupción de arriba hacia abajo” como lo dictamina la política del presidente electo, Andrés López Obrador. Sigue reproduciendo viejas “mañas” y protegiendo a sus viejos “amigos”, tal como hicieron las pasadas administraciones.

Del director de CONECULTA, Juan Carlos Cal y Mayor Franco, ya no se puede esperar que haga algo al respecto, desde el 2016, año en el que denunciaron al funcionario “estrella”, Takeuchi Antonio, viene pagándole puntualmente su salario y respetando su doble puesto.

Lamentablemente el cambio está muy lejos de ser una realidad para los chiapanecos, quienes confiaron en una nuevo gobierno justo y trasparente, el presidente municipal, Carlos Morales Vázquez, debería hacer unas pequeñas maniobras para hacer cambios sustanciales en su gobierno y no seguir reproduciendo viejas “mañas”.