¿Qué diferencia hay entre el ex gobernador, Javier Duarte Ochoa, quien en su mandato suministraron agua a niños con cáncer en lugar de fármacos de quimioterapia, con el exgobernador, Manuel Velasco  Coello, que en su administración embodegaron  cajas de medicamentos para después “recomprarlos”?

Estos personajes acabaron  con la vida de muchas personas y trasgredieron a las de cientos más.   Sus nefastos actos de corrupción son incorporables, viles y deshumanos; de esto no cabe duda que son pocas las  diferencias, sin embargo la discrepancia abismal  es que por lo menos con Javier Duarte hubo una simulación de justicia porque  fue prófugo de la ley  y jugado por nueve años de prisión.

 Pero a Manuel Velasco no le tocan ni con el pétalo de una rosa, al contrario ha sido premiado;  primero por el pasado Congreso Legislativo, quien le concedió ser gobernador interino y Senador de la República al mismo tiempo. Después, la actual LXVII legislatura le condonó todos los daños y desfalcos que dejó a Chiapas en la vil pobreza y desintegración social. Y como si nada hubiese pasado, Velasco Coello regresó a la Cámara Alta  para participar en la “elaboración de las leyes a favor de los chiapanecos” y controlar la acción del gobierno actual.

Los datos revelados por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud sobre los medicamentos y materiales de curación para atender los casos urgentes de dengue, que fueron ocultados en 4 bodegas, es otro de los múltiples delitos de la administración de Velasco Coello que debe ser juzgado por la ley.

Si al ex gobernador veracruzano, Javier Duarte Ochoa, junto a varios ex funcionarios de altos mandos fueron arrestados; y aunque el juicio ha sido una simulación porque obtuvo una pena mínima de cárcel y una infame multa que ha sido más un objeto de burla para los veracruzanos, por qué el Congreso del Estado no mueve un dedo para emitir   juicio político contra Manuel Velasco.

Javier Duarte no fue sentenciado precisamente por la utilización de medicamentos falsos de quimioterapia para niños si no por los desvíos millonarios de recursos públicos que realizó en diferentes dependencias gubernamentales, entre ellas la Secretaría de Salud.

En ese sentido, el ex gobernador, Manuel Velasco no se queda atrás, son diversos los señalamientos de corrupción y desvíos millonarios que realizó  casi en todas las dependencias gubernamentales de su administración, pues hasta le quedó debiendo millonaria cantidad a los proveedores de pollos.

Por esa razón, los integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud son tajantes al pedir Juicio Político contra Manuel Velasco Coello, ya que el ocultamiento de los medicamentos es otro de los indignantes actos de corrupción, pues se trató de una maniobra habitual que los funcionarios del sexenio pasado usaban para “recomprar” los medicamentos mediante asignaciones directas en plana epidemia de dengue. Pese a ello, Manuel Velasco seguirá  gozando de la representación legislativa en la Cámara Alta de la nación.

Volver